Hong Kong 2001

Llegamos a Hong Kong el 12 de Octubre y nos alojamos en el hotel Evergreen, en Kowloon. Al día siguiente nuestro itinerario consistía en una visita a la Asociación Jing Wu (Chin Woo).

En carácter de secretario de la filial Argentina le entregué unos papeles al Maestro Yun Choy Yeung, quien además de dictar clases de Ving Tsun y Tai Ji, se desempeña como secretario de la misma. Luego de esto el Sifu Aníbal Tanus y sus alumnos tomaron un curso de Tui Shou con el Maestro Yun, previamente pautado desde Argentina por el Maestro Claudio Di Renzo, amigo personal de este excelente Maestro.

El siguiente paso fue visitar al Gran Maestro Lung Kai Ming del estilo Shaolin Norteño y miembro de nuestra familia marcial. El Maestro Lung nos recibió en su pequeña clínica, apenas cruzamos la puerta al entrar, el Maestro esbozó una sonrisa al ver que mi remera decía Bei Shaolin. Culminadas las presentaciones de rigor y al saber que pertenecíamos a la escuela del Maestro Chan Kowk Wai ("mi tío mayor"... así se refirió al Maestro Chan con respecto a la posición familiar dentro del estilo, pero además son primos), nos dijo que se sentía honrado de recibirnos.
Inmediatamente después de la cordial bienvenida fuimos invitados a entrenar con él al día siguiente, luego continua-mos charlando sobre historia y de la situación del estilo en Hong Kong, Guangzhou y el resto del mundo, entre otras cosas nos comentó que tiene alumnos en distintas partes del mundo: USA, Italia, España, Israel y otros países.

El día 14 nos encontramos con el Maestro Lung y su alum-na Norrie a las 5 de la mañana, para ir a entrenar en las afueras de Hong Kong. El sitio que el Maestro utiliza nor-malmente para entrenar es una colina con vista al mar, un lugar impresionante, desde donde pudimos observar la salida del sol mientras entrenábamos. Practicamos todo el precalentamiento para luego hacer técnicas de piernas en caminatas, después el Maestro nos dio un descanso y co-menzó practicar Tai Ji Quan con su alumna. Para finalizar nos pidió que le mostráramos algunas formas y él nos mostró Tai Ji, con lo que pudimos comprobar que es la misma rama que se hace en nuestra escuela.

Alrededor de las 7 hs. comenzó a amanecer y el maestro nos mostró algunas técnicas de Back Sing Choy Li Fat, tras lo cual lo ametrallamos con preguntas de todo tipo, las que él gustosamente fue respondiendo. Una vez terminada la práctica descendimos la colina y fuimos a nadar al mar, fue increíble, no lo podíamos creer, recién habíamos lle-gado y estábamos disfrutando de un chapuzón con un Maestro de esta talla. Lung Kai Ming tiene una personali-dad realmente asombrosa, además de una gran energía inagotable, nada alrededor de 200 metros sin parar desde la costa hasta un muelle flotante, luego hace lo mismo de regreso, actividad que hace en este lugar desde hace más de 30 años.
Después de la zambullida tomamos un baño y regresa-mos a la ciudad, allí nos llevó a conocer el lugar donde imparte sus clases, que está ubicado en un colegio.

Más tarde nos invitó junto a dos de sus alumnas de Tai Ji a desayunar en un lujoso restaurante al que asiste todos los días, y finalmente combinamos con el Maestro para tomar clase en la noche junto a sus alumnos.

Ese mismo día, el siguiente paso fue realizar otra visita, fuimos a ver a otro exponente de nuestro estilo Shaolin Norteño, el Maestro Chan Wing Kwong, médico de profe-sión, nos recibió en su clínica donde también dicta sus clases, estuvimos charlando un par de horas sobre el esti-lo y su linaje, Chan Wing Kwong es discípulo del Maestro Au Wing Yat, este a su vez, fue alumno de Yim Sheung Mo.

Mientras se realizaba la charla había un chico de más o menos 14 años practicando la forma Tam Tui, le pregun-tamos al Maestro si había posibilidades de conocer al Maestro Au Wing Yat al día siguiente, antes de nuestra partida de Kong Kong, pero después de un llamado tele-fónico nos dijo que sería posible dentro de dos días, así que no se pudo concretar.

Chan Wing Kwong nos regaló material sobre el estilo con fotos inéditas de Yim Sheung Mo y nos invitó a volver en la siguiente visita para conocer a su maestro.
A las 20 hs. estábamos en el colegio para entrenar con el Maestro Lung, encontramos un grupo de alumnos practi-cando la Danza del Dragón en el patio. Cuando llegó el Maestro, nos introdujo dentro de la clase, lamentablemente una lesión que tenía yo en la pierna izquierda se hizo sentir nuevamente por lo que tuve que abandonar la clase, así que resignado me dediqué a observar y a tomar unas fotos impresionantes, luego el Maestro se acercó y me dijo "No te preocupes, después de la clase vamos a la clínica para curarte la pierna".

Al finalizar la clase el Maestro nos presentó con sus alum-nos y comenzamos a sacar fotografías, para la despedida formó a todos sus alumnos y gritaron juntos "Chan Kowk Wai... Hip Ra" tres veces, y para finalizar nos cantaron "Don´t Cry for Me Argentina", algo insólito para mi, una de las despedidas más emotivas que he tenido en mi vida. Luego en la clínica el Maestro atendió mi pierna y me regaló una medicina patentada por él, me animó a no preo-cuparme demasiado y que disfrutara el viaje, después de esto nos llevó a cenar a un restaurante que acostumbra a visitar y nos regaló una de las cenas más deliciosas que he experimentado.

Después de más de una docena de brindis, finalmente nos despedimos de él con la promesa de volver a visitarlo, ya que nos prometió enviarnos una invitación cada vez que hayan eventos relacionados al Kung Fu.

Lung Kai Ming nació en Guangzhou, capital de Guangdong, al sur de China, comenzó a entrenar Shaolin Norteño cuan-do tenía 6 ó 7 años con su padre, el Gran Maestro Lung Tzi Chuen, discípulo directo de Ku Yu Cheung. Luego su fami-lia se mudó a Hong Kong, tristemente su padre falleció a los 55 años a causa de un cáncer de estómago.

El Maestro Lung nos contó algunas anécdotas sobre Ku Yu Cheung que le fueron relatadas por sus padres. Una de la cosas que más me sorprendió de este hombre fue su gran sentido del humor, hacia bromas cada vez que podía y sonreía todo el tiempo, esto nos permitió estar en su compañía totalmente cómodos y distendidos. Tiene una cultura muy amplia con respecto a Occidente, es realmente notable ya que estuvimos hablando de Perón, Evita y de música en español. Esta experiencia hizo que me sintiera uno de los profesores más privilegiados y afortunados de este mundo
© 2011 - Instituto Kung Fu Dragón Rojo - Bei Shaolin Quan - Choy Lee Fut - Tai Chi Chuan - Kung Fu Tradicional e Infantil
Culpina 1233, Flores, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Designed and Powered by SV Dessign